Carolina Ruggero

La crisis y la generación de empleo


En estos días se respira sensación de crisis en la península ibérica. Debo confesar que no me es una sensación desconocida: pasé algo por el estilo en la Argentina del 2001/2002, en la del ´89, en la de…

La primer alarma que se prende, porque es humana, porque entra en los hogares, es la del desempleo.

Sistemáticamente comienzan los análisis sobre las demandas del mercado de trabajo, quiénes son los trabajadores desocupados, la vinculación con la calidad académica, la formación para el trabajo, etc

Lo primero que se intenta es capacitar mano de obra, hacer intentos desesperados por ver cómo se hace para que toda esa gente consiga trabajo.

A grandes rasgos, los escenarios podrían dividirse de esta manera:

  • El mercado de trabajo se encuentra tan constreñido que la demanda de trabajadores es realmente muy poca: en estos casos la única alternativa es ampliar este mercado y generar empleos en un mismo movimiento, esto es, aumentando la capacidad emprendedora, inaugurando nuevos negocios.
  • La demanda de mano de obra, si bien muy escasa, se encuentra desfasada respecto de la formación de los trabajadores desocupados.

El primero de los casos es interesante porque posibilita autonomía en las personas en distintos escenarios. Por tal motivo, prestaremos debida atención a estrategias que lo hacen posible en un post solo dedicado a tal fin.

En el caso de la denominada capacitación laboral, debemos hacer nuevamente una gran diferencia:

  • Las estrategias de capacitación
  • Las estrategias de inserción

La diferencia central es el grado de compromiso en la real inclusión laboral de las personas beneficiarias: mientras en el primero de los casos, se llega solo a brindar herramientas que pueden ser empleadas en el mercado de trabajo; en el segundo, la vinculación con el mercado de trabajo, es decir, con las empresas, es mucho mayor y la capacitación está dirigida íntegramente a cubrir los puestos de trabajo que efectivamente se están demandando.

Podría decirse que una desventaja de esta última estrategia es que la capacitación puede ser solo útil en una coyuntura precisa.

Es por tal motivo que un buen programa de inserción laboral debe tener en cuenta sectores estratégicos de la economía que posibiliten un crecimiento de las personas más allá de la capacitación puntual.

Para ejemplificar, utilizaré un sencillo caso: Fundación Desarrolar.

Simplemente asociaron 2 datos:

  • La tasa de desempleo juvenil en Argentina era superior a 20% y los jóvenes componen un 20% de la población activa y representan más del 40 % del total de desempleados. La mayor parte de estos jóvenes pertenecían a familias de bajos recursos.
  • El sector tecnológico tuvo un crecimiento exponencial que lo ubica como un sector muy dinámico de la economía global. Sin embargo, las empresas IT presentan dificultades para cubrir puestos de trabajo que requieren ciertas calificaciones, y aún en un contexto de crisis global, en América Latina esa demanda insatisfecha se espera siga en aumento.

Con estos datos, lo que se hizo fue diseñar un programa de capacitación intensiva que brindó herramientas de programación básica a jóvenes de bajos recursos, al tiempo que se habló con las empresas respecto de los perfiles requeridos y sobre las características de los jóvenes que iban a estar en los próximos meses listos para ser contratados.

El programa es un éxito y cuenta con una inserción laboral de casi un 80%. Creo que no hace falta contar el cambio radical de posibilidades que se le abrieron a estos jóvenes, las cuales incluyen además de un buen salario en un mercado laboral de mucha demanda, un visible aumento de su capital social. Ambos factores combinados, auguran una buena trayectoria laboral más allá de el empleo obtenido al egresar del programa.

Las empresas además demuestran su conformidad con esta estrategia no solo contratando a los jóvenes, sino también financiando nuevas líneas de capacitación.

Creo que la clave del éxito está, además de en haber seleccionado adecuadamente el sector, en ser concientes de que todos podemos aprender si contamos con las ganas y la oportunidad.

3 Comentarios

Añada su comentario

  1. Ale dice:

    Buenisimo el post Caro

1 Trackback/Pingback

  1. [...] ejemplo, en lo referido a la capacitación profesional, hay otro que decide cuáles son los planes de estudio y ese otro, la mayoría de las veces, es muy [...]

Comentar

El Correo de las Indias es el blog colectivo de los socios del
Grupo Cooperativo de las Indias
Gran Vía 48 - 48011 - Bilbao
F-83409656 (SIE) ~ F-85220861 (EAC) ~ F-95712659 (E) ~ G-84082569 (BIE)